Menu Close

Te voy a reclamar un favor, chicas amore mio pareja citas

Te voy a reclamar un favor, chicas amore mio pareja citas

Harta sobre que su vi?stago Barclays escriba relatos inspirados en la novia, Dorita le dice por telefono

-Te voy a solicitar un favor. Te voy an exigir que nunca escribas sobre mi.

Barclays suelta una risa levemente cinica desplazandolo hacia el pelo pregunta

-Porque me dejas como la tonta. Me dejas como una beata. Me dejas igual que una dictadora.

Barclays ensaya la explicacion

-No seriĀ­a mi intencion ridiculizarte, mama. Pero eres un enorme astro literario. Cuando me siento a redactar, estas invariablemente hablandome en mi cabeza. No podria impedir que termines hablando Asimismo en mis textos, ?comprendes?

-No, no comprendo -dice Dorita-. No me vengas con tus teorias intelectuales. Debido a te pedi get it on que dejaras sobre redactar sobre mi desde que publicaste esa novelita espantosa de mariquitas que se drogaban todo el lapso.

Barclays rie de gran gana desplazandolo hacia el pelo duda

-?Te refieres a nunca se lo digas a ninguna persona?

-Esa, Naturalmente. Una asquerosidad de principio a fin. Una cochinada. Una basura.

Ya Dorita le habia citado a su hijo, cuando salio publicada aquella novela, realiza casi treinta anos de vida

-He tratado sobre leerla, pero solo he leido diez paginas desplazandolo hacia el pelo he tenido que dejarla y quemarla. Es una basura, hijito. Estoy avergonzada de ti.

En seguida Barclays, bien cincuenton, asiĀ­ como su origen Dorita, debido a octogenaria, siguen peleando por las cosas que el novio escribe desplazandolo hacia el pelo que an ella le ocasionan severos disgustos

-No puedo prometerte que no escribire mas referente a ti, mama.

-?Por que, hijito? Debes cuidar mi intimidad.

-Porque soy un escritor debido a ti y no ha transpirado a mi papa, o por responsabilidad tuya y no ha transpirado de mi papa. AsiĀ­ como por motivo de que solo me interesa escribir sobre lo que me duele, sobre lo que me perturba, de lo que me obsesiona.

-Ya comienzas a darme la hojalata con tus teorias intelectuales. ?Y por lo tanto que, yo te duelo?

-En evidente manera, si. Me duele que quieras que yo sea la ser que no puedo acontecer. Me duele que nunca me aceptes igual que soy. Me duele que no me desees igual que bisexual. Me duele que cuando tuve un enamorado siete anos de vida te negaras a conocerlo.

-Pues a mi me dolia abundante mas ver a mi vi?stago moralmente extraviado, con un argentino pedigueno que solo queria sacarle plata.

Se realiza un mutismo que da la impresion estirar la distancia que separa a la madre de su vi?stago, la recorrido sobre miles sobre kilometros, Dorita en su casona de Miraflores, Lima, asiĀ­ como Barclays en su residencia sobre Key Biscayne, Miami.

-?Y crees que a mi nunca me duele que salgas en la tele diciendo que eres ateo? -dice Dorita-. ?Crees que nunca me duele que tu esposa salga en tu plan diciendo que Ademi?s seriĀ­a atea, tan orgullosa la novia de acontecer atea? ?Crees que no me duele que no hayas bautizado a tu hija Zoe, que bien goza de catorce anos?

-Zoe tiene diez anos, mama, nunca catorce. Desplazandolo hacia el pelo si, nunca la vamos a bautizar.

-Que desengano, hijito. Que pena tan enorme. Que ganas sobre sentir. He fracasado igual que origen contigo. Me has salido chueco, torcido. De crio eras el mas devoto sobre mis hijos, ?y mirate ahora, gordo, ocioso, repleto sobre vicios, insolente ante Nuestro Creador!

Barclays se apiada un segundo sobre su origen

-No has fracasado, mama. Eres una gran mama. Te quiero mucho.

Dorita no parece tomarse en serios los halagos de su hijo. En tono afligido desplazandolo hacia el pelo, al tiempo tiempo, rencoroso, le dice

-A veces me arrepiento de haberte dado tanta plata, sobre haberte heredado en vida.

Barclays siente un asalto en el corazon asiĀ­ como por eso permanece callado.

-Tu tio Bobby tenia razon cuando te desheredo -anade Dorita, como hablando consigo misma-. Debi desheredarte yo Ademi?s. Mi amigo, el Cardenal Cienfuegos, me aconsejo que te desheredase, No obstante yo, por tonta, nunca le hice caso.

Barclays se queda sin palabras. El hermano de Dorita, Bobby, murio permite anos de vida. Era un hombre excesivamente rico. Dejo una pieza de su riqueza a Dorita asiĀ­ como a los hijos de Dorita, desheredando expresamente a Barclays, el unico vi?stago de Dorita al que nunca favorecio en su testamento. Nunca le perdono que Barclays hubiese escrito en el, en sus novelas y las relatos, en tono insolente o burlon, revelando que Bobby tenia una pasatiempo erotica por los hombres y que, siendo excesivamente rico, era tacano. Presionada por las diez hijos, Dorita repartio una parte de su fortuna entre todos ellos, incluyendo a su vi?stago escritor, Barclays, el desheredado por Bobby. a desigualdad sobre su hermano Bobby, que no pudo o no quiso perdonar las infidencias literarias sobre Barclays, Dorita si lo perdono y le dio tanto dinero igual que a sus otros nueve hijos, salvando a Barclays, su vi?stago de mi?s grande, de un segundo asiĀ­ como concluyente oprobio familiar, de un agravio carente remedio.

-No sabia que tu amigo, el Cardenal Cienfuegos, te aconsejo que me desheredases -dice Barclays, sorprendido.

-Si, eso me dijo el Cardenal -revela Dorita-. Nunca te desea ninguna cosa. Has texto cosas horribles contra el novio. Lo has llamado El Cuervo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *